DOOM (2016) para PC, análisis de rendimiento

Yo no soy uno de los afortunados que tuvo la posibilidad de jugar el primer DOOM cuando fue lanzado por id Software hace 23 años. Pero puedo decir que fue uno de los juegos que definieron mi gusto por la PC sobre consolas cuando finalmente pude jugarlo unos años más tarde.

Por su puesto, el problema de ser un niño de 10-12 años, es que en aquella época no sabía nada de PCs  y los padres difícilmente te dejaban estar a solas con un juego de terror como era DOOM que tenía clasificación M. Aquí el salvador fue un primo de mayor edad que tenía una PC semi-decente quien me dejaba jugar por ratos durante los fines de semana.

Aunque no puedo recordar haber terminado ni siquiera un nivel del DOOM original, lo que siempre me quedó marcado fue la violencia, la adrenalina de no saber cómo ni a dónde apuntar, y la acción frenética  de estar en constante movimiento para no morir.

Después de unos años cuando tuve mi primera PC y había dominado el uso de mouse y teclado con juegos como Unreal Torunament, mi siguiente reto fue DOOM 3 que si bien no tuvo la acción frenética del  juego original, si añadió elementos de terror que para mi inocente edad me dejaron algunas noches sin poder dormir. Qué bellos recuerdos.

Al cabo de doce años sin juegos que verdaderamente hicieran honor a los clásicos del género FPS, el pasado viernes se lanzó el nuevo DOOM (2016) que se presenta como un reeboot de la franquicia y hay buenas noticias: el juego es todo lo que muchos esperábamos.

Un gran homenaje para el clásico de los 90s

Si así como yo, ustedes recuerdan haber visto DOOM 3 por primera vez y quedar encantados con los gráficos que se lograron en aquella época, el nuevo DOOM (2016) no decepciona ya que ofrece gráficos que le dan un nuevo aire a la franquicia y que satisfacerán la pupila de los más exigentes.

Esto se logra con usando el nuevo motor gráfico id Tech 6 que fue diseñado específicamente para el juego. Algunos aspectos a mencionar es que la versión actual del juego usa OpenGL aunque con una actualización posterior se añadirá soporte al API Vulkan, sucesor de OpenGL, que competirá directamente con el API DirectX 1, y que ha dado mucho de que hablar desde la presentación de la nuevas tarjetas GeForce GTX 1070 y 1080.

Lo que también vale la pena mencionar es que DOOM (2016) no siente como un port de consola. Esto es fácil de apreciar con las variadas opciones gráficas del juego con las que podemos ajustar resolución, nivel de detalle, FOV (Field of view), aplicar filtrado anti-aliasing, e incluso viene incorporado un medidor de rendimiento.

Dar clic en los espacios en blanco para agrandar la imágenes.

Pero donde el nuevo DOOM (2016) sobresale por mucho de lo que comúnmente vemos en otros disque juegos FPS más recientes, es por el modo de juego. Y es que los desarrolladores supieron combinar elementos clásicos y modernos resultando en una fórmula ganadora que seguramente traerá buenos recuerdos para todos los veteranos que se iniciaron en el PC Gaming en los 90s.

De entrada, el juego es sumamente rápido ya todo el tiempo estamos expuestos a amenazas. Otra cuestión es que no hay auto-regeneración lo que añade más tensión. También se cuenta con un enorme arsenal de armas que causan tanto daño que da miedo usarlas aunque también está de vuelta otras armas clásicas como la escopeta de doble cañón, la motosierra, el rifle de plasma, entre otras.

Dar clic en los espacios en blanco para agrandar la imágenes.

Como nuevas adiciones tenemos unos movimientos llamados “Glory Kills” que le añade mayor brutalidad a la forma de matar enemigos y que además sirve como una alternativa para no desperdiciar la preciada munición. La historia, como un buen amigo decía, ahí está. Pero como todo buen juego de DOOM, la historia no es lo más importante. Esto es algo que puede generar sentimientos encontrados para los gamers de hoy, pero un gamer de los 90s lo reconocerá y apreciará.

DOOMx64-muerte
Incluso morir en DOOM (2016) es épico

Esta pequeña introducción salió un poco más larga de lo que esperaba, pero el nuevo DOOM (2016) lo ameritaba. Pero ahora si entrando a lo que nos importa, a continuación vamos a explorar un poco sobre el comportamiento de DOOM en PC.

Leave a Reply